Las maravillas del té verde para tu piel

Seguramente ya debes haber oído hablar de las propiedades terapéuticas del té verde: actúa como un excelente antioxidante, activa el sistema inmunológico, disminuye las tasas de colesterol, previene contra el cáncer y muchos otros beneficios.

Pero lo que mucha gente no sabe es que el té verde también tiene propiedades cosméticas, que traen diversos efectos beneficiosos para nuestra belleza. Delante de los beneficios potenciales, la industria de la belleza ha lanzado jabones, champús, cremas hidratantes y otros productos basándose en el té verde.

Beneficios y propiedades del té verde para la piel

Las sustancias presentes en el té verde ayudan a repeler las bacterias que causan las espinillas, además de reducir la inflamación. El té verde también reduce las posibilidades de piel seca, picazón y alergias por contacto. Ideal para quienes tienen el cabello graso, basta con hacer un té y utilizar como un último enjuague después de lavar el cabello.

Debido a los flavonoides presentes en su composición, el té verde — cuando se aplica tópica o por vía oral — reduce los efectos adversos en la piel por la exposición a los rayos UV: daños en la piel, eritema y peroxidación lipídica, enrojecimiento, así como el riesgo de cáncer de piel, que también es disminuido.

El consumo de té verde mejora la hidratación, firmeza y elasticidad de la piel. Los flavonoides también mejoran el flujo sanguíneo, o sea, mejoran la microcirculación, lo que facilita el transporte de oxígeno y nutrientes a la piel. Esto promueve el aumento de la elasticidad y de la disminución de la rugosidad, además de proporcionar una mejora en el contenido de la humedad de la piel.

Otras características estructurales de la piel se ven afectadas positivamente con el uso del té verde en la piel, incluyendo elasticidad, aspereza, descamación, densidad y homeostasis de agua. Los estudios han demostrado que la ingesta de polifenoles presentes en el té verde por 12 semanas aumenta el flujo sanguíneo y el suministro de oxígeno a la piel. Se ha demostrado que los polifenoles del té verde, de hecho, protegen la piel contra la radiación ultravioleta y ayudaban a mejorar la calidad general de la piel de las mujeres.

Conservación y preparación del té verde

Para conservar todas las propiedades del té verde, guárdalo en un lugar cerrado, oscuro, fresco, seco y ventilado.

El punto óptimo de agua para preparar el té-verde, caliente o frío, es cuando el agua está empezando a hervir. Deje la bolsa en agua por un tiempo de 5 minutos. Más fácil, imposible, ¿no? 🙂

Si quieres saber qué es DAENG GI MEO RI Dlae Soo Anti-hair Loss Treatment haz click aquí

Recetas caseras con té verde

1. Tónico astringente de té verde

 

Coloca 100 gramos de hoja de té verde en medio litro de agua y deja reposar por una hora. Posteriormente pasaremos en el rostro con un algodón, en movimientos circulares; esto siempre evitando el contacto con los ojos.

2. Compresa para Ooeras

Sumerge 100 gramos de té verde en medio litro de agua hirviendo.

Dejaremos ahí por cinco minutos, esperaremos a que enfrié y luego colocaremos en el refrigerador.

Humedeceremos dos algodones con el té helado y los colocaremos en los ojos. Debe actuar por 15 minutos.

3. Máscara facial para piel grasa

Separaremos una cuchara de té verde.

Tomaremos  una cucharada de miel.

Mezclar el zumo de té verde con miel (si quieres puedes batir en la licuadora).

Aplicaremos en el rostro limpio y seco con un suave masaje. Dejaremos actuar por 20 minutos y retiraremos con agua fría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *